Al menos 15 personas han muerto y otras 33 se encuentran hospitalizadas hoy en Malasia con síntomas de intoxicación tras consumir varias clases de alcohol el lunes por la noche, informó la Policía.

Las víctimas bebieron whisky de las marcas Grand Royal y Mandalay y cerveza King Fisher que compraron en distintos comercios de Klang Valley, un área que incluye a Kuala Lumpur y otras poblaciones del vecino estado de Selangor, según la información policial ofrecida por la cadena de televisión Bernama.

El jefe de la Policía de Selangor, Mazlan Mansor, detalló que once fallecimientos se registraron en Sungai Buloh y los otros cuatro ocurrieron en Kajang, ambas localidades de Selangor.

Las víctimas mortales son de nacionalidad malasia, nepalí y bangladesí, según las autoridades, que esperan el resultado del examen de los forenses.

Los hospitalizados, que presentan síntomas parecidos a los fallecidos, de acuerdo con la Policía, se encuentran repartidos entre distintos centros sanitarios de Sungai Buloh, Kajang, Gombak, Klang y Shah Alam.