Home Cero Microondas 4 reglas a seguir al ordenar vino en un restaurante

4 reglas a seguir al ordenar vino en un restaurante

84
0

Pedir vino puede ser intimidante. Es una bebida compleja con mucha historia, y hay ciertas reglas que la rodean que no deben romperse, especialmente cuando se trata de pedirla en un restaurante.

Surgen muchas preguntas, como; cuando el camarero vierte una muestra en su vaso, ¿se supone que debe beberla? Si no te gusta, ¿puedes pedir que me lo devuelvan?. Aquí le compartimos cuatro reglas de oro para salir airoso en una cena o actividad:

  1. Cuando el camarero le muestra la botella y anuncia el nombre del vino, están comprobando que es la que usted ordenó.

No te dejes intimidar o confundir por este movimiento: el camarero simplemente se asegura de no cometer un error.

Te puede interesar: Una copa de vino tinto después de un día estresante te relaja

  1. Lo primero que debe hacer es verificar la temperatura de la botella.

person pouring red wine on wine glass

Si quiere parecer un experto y tomar una copa de vino, compruebe la temperatura de la botella con la palma de la mano.

“Lo primero que hago es poner mi mano sobre la botella y sentirlo. 

Los vinos blancos claros, rosados ​​y espumosos deben servirse entre 40° y 60° Fahrenheit. Más vinos blancos con cuerpo y tintos ligeros deben estar alrededor de 50° a 60° Fahrenheit, y los tintos más oscuros y con cuerpo deben estar entre 60 ° y 65 ° Fahrenheit.

Si la temperatura se siente baja, Tesauro sugiere pedirle a su mesero que hiele un rojo demasiado cálido o que deje fuera un blanco demasiado frío.

  1. No lo beba, solo gire, mire y huela.

Cuando el mesero te sirve una muestra antes de servir la mesa entera, no es una prueba de sabor.

Un experto explico: “No te preguntan si te gusta o no el vino. Te preguntan si el vino ha sobrevivido. ¿El vino llegó desde el viñedo, al contenedor del importador, al distribuidor, a nuestra bodega, a su copa correctamente?

“Cuando vierten el vino, todo lo que necesitas hacer es girarlo, mirarlo y olerlo”, dijo.

Regla general: si huele afrutado y fresco, no a humedad o como vinagre, la botella está bien y no debe devolverla.

Al no beber la muestra, le corresponde tomar su primer trago con el resto de la mesa, después de un brindis, por supuesto.

Leer más: El mercado de los vinos en República Dominicana

  1. Solo devuelva la botella si el vino técnicamente se ha deteriorado.

Solo hay dos razones por las que debe devolver la botella: si el vino técnicamente se ha deteriorado, lo que debería poder detectar oliéndolo, o si el camarero recomendó el vino y realmente no le gusta. Una buena técnica es verificar con el camarero.