Ayer fue impuesto un año de prisión preventiva a Héctor Omar Germosén, acusado matar de un batazo en la cabeza al joven Kingsley Robert Gómez Capellán el día 15, en San Cristóbal.

El hombre está acusado de ocasionar la muerte al estudiante de 24 años al propinarle un golpe, cuando trataba de mediar en una pelea entre el hijo del matador y otro muchacho.

El joven fallecido, quien residía en el sector Madre Vieja de San Cristóbal, permaneció tres días ingresado en un centro de salud, pero no pudo superar los traumas provocados por el batazo.

El imputado será procesado por violación a los artículos 295 y 304 del Código Penal.

Durante la audiencia el Ministerio Público presentó ante el Tribunal de Atención Permanente de esta ciudad pruebas que definió “contundentes” que sustentan la acusación.

La fiscal titular de San Cristóbal, Fadulia Rosa, reiteró su compromiso de lograr que todo el que cometa un hecho delictivo sea juzgado y reciba la sanción correspondiente.

San Cristóbal registra altos índices de violencia.