Amazon ha iniciado acercamientos con algunos bancos en EE.UU., entre ellos JP Morgan Chase, para diseñar una especie de una cuenta corriente para sus clientes que reduciría sus costes por transacciones, reveló The Wall Street Journal.

El producto, cuyas conversaciones aún están en etapas iniciales, estaría dirigido a los clientes más jóvenes que no poseen cuentas bancarias y funcionaría para quienes compren en internet o en las tiendas de comestibles Whole Foods, así como para los usuarios de Kindle, señaló la versión, que cita fuentes cercanas con el tema.

Sin embargo, el proceso podría no llegar a buen término, advierte el WSJ, pese a que el gigante de comercio en línea ofrece desde 2002 tarjetas de crédito con marca compartida.

Este movimiento tampoco supondría que Amazon, cuyo valor de mercado asciende a 700,000 millones de dólares y supera el estimado conjunto de los bancos JP Morgan Chase y Bank of America, dos de los mayores de Estados Unidos, llegue a convertirse en un banco.

Actualmente, el gigante de comercio electrónico ofrece Amazon Pay, un sistema de pago que puede ser utilizado por sus usuarios para pagar las compras hechas tanto en sus páginas como en otras web con sólo introducir los datos de acceso a su cuenta de Amazon.

La publicación recuerda que hace más de una década la cadena de supermercados WalMart ya intentó obtener algún tipo de licencia bancaria, pero fue blanco de críticas de otras compañías y de congresistas.

Después de conocerse esta información, Amazon subía un 1.16% en la media sesión de Wall Street e impulsaba el índice Nasdaq, que avanzaba un 0.96%.

Fuente: eldinero.com.do