El asesinado abogado Yuniol Ramírez Ferreras, asesinado por un grupo de personas vinculadas a la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), mantenía estrechas conversaciones vía la mensajería Whatsapp con el principal sospechoso de su muerte, Argenis Contreras.

Según un documento de la Dirección Central de Investigaciones Criminales y el Ministerio Público fue extraído de uno de los teléfonos móviles encontrados en el vehículo de Yuniol Ramírez, una conversación vía Whatsapp entre este y Argenis Contreras en la que entre otras cosas, planificaron intercambios de dinero y documentos.

La conversación, según el documento, inició el 5 de agosto del 2017 como una continuación de una conversación que había iniciado por otra vía.

En un inicio sólo mencionaban datos sobre de la hora y el lugar en el que se reunían, además de advertirle a Ramírez que se cuidara al hablar con una persona nombrada como Williams, quien según Contreras tenía intenciones de grabarlo.

Argenis Contreras: “Cuídate en hablar con Williams te quiere grabar mantente firme que tú lo que quieres es tu información”.

En otra parte de la conversación  Contreras le indicaba a Ramírez que tenía “algo” que entregarle, le preguntaba dónde se lo podía entregar.

Yuniol Ramírez de su lado, se mantenía hermético y, hasta ese momento, respondiendo de manera cortante.

Argenis Contreras insistía en que debían verse “me urge verle para cerrar esta semana el asunto” le expresó en un mensaje enviado el 11 de agosto del 2017.

Sin ninguna respuesta, en esa conversación, por varios días Contreras le escribía a Yuniol Ramírez su urgencia de verlo.

El 25 de agosto del 2017 sostuvieron un encuentro en las cercanía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, antes de dicha reunión Argenis Contreras pidió a Yuniol Ramírez no mencionar nombres en el encuentro ya que “ando con el niño mío… es muy inteligente”.

Luego de esa reunión, el 29 de agosto, Argenis le indicó a Yuniol que hablaría con “la persona” para buscar la documentación, y le indicó “tenemos que juntarnos para darle forma”.

Días después de esa conversación Argenis le pedía a Yuniol que se reunieran para “las raciones de siempre”.

El abogado y profesor universitario Yuniol Ramírez, fue asesinado el pasado 11 de octubre del 2017, y su cadáver amordazado y arrojado a un río.

Por el caso hay varios apresados, entre ellos el ex director de la Oficina Metropolitana de Transporte (OMSA), Manuel Rivas.

Luego de meses de búsqueda, agentes de Interpol apresaron el miércoles 11 de abril a Argenis Contreras, quien está señalado por el Ministerio Público como el principal sospechoso de asesinar a Yuniol Ramírez.

Contreras fue capturado por una orden de arresto y alerta roja colocada ante la Interpol por la PGR y enfrenta cargos en la nación norteamericana por transgredir las leyes migratorias de esa nación.

Fuente: Externa