Home Mundo Atacan con explosivos un puerto saudí en el Mar Rojo

Atacan con explosivos un puerto saudí en el Mar Rojo

83
0

Dubái, Emiratos Árabes Unidos (AP).- Un bote de control remoto cargado de explosivos atacó el martes el puerto saudí de Yanbu, en el Mar Rojo, según confirmó el reino. La explosión provocó una humareda negra cerca de la costa.

Arabia Saudí afirmó que había interceptado y destruido la embarcación. Sin embargo, firmas privadas de seguridad indicaron que el tráfico comercial cerca del puerto podría haberse visto afectado por el ataque.

Aún había pocos detalles sobre el incidente, registrado tras una serie de ataques contra el tráfico de mercancías en la región en medio de una guerra encubierta entre Irán e Israel, y mientras Irán y varias potencias internacionales negocian la reactivación de su maltrecho acuerdo nuclear.

Arabia Saudí también lleva años inmersa en una guerra contra los rebeldes hutíes en Yemen. Los hutíes han utilizado drones con bombas y botes con explosivos en ataques contra el reino. Sin embargo, en un primer momento no se atribuyeron ningún ataque el martes.

El bote teledirigido pretendía atacar el puerto, según dijo el coronel Turki al-Maliki, portavoz militar saudí, en declaraciones citadas por la agencia estatal de noticias saudí.

“El bote bomba fue gestionado y destruido de acuerdo con las normas de combate”, indicó un reporte citado por Al-Maliki. No se presentaron pruebas para respaldar sus afirmaciones.

United Kingdom Maritime Trade Operations, gestionada por la Marina británica, dijo estar “al tanto de reportes de un incidente” y señaló que había investigaciones en marcha. La compañía privada de seguridad Dryad Global dijo haber recibido reportes de que un “ataque” a un barco, sin más detalles.

La firma de seguridad marítima Neptune P2P Group reportó que se veía una humareda negra cerca del acceso sur del puerto de Yanbu.

La firma británica de seguridad marítima Ambrey informó de un “incidente” en el mar al oeste de la costa saudí, entre los puertos de Yanbu y Rabigh. Esa mañana se vio humo saliendo de un barco cerca del puerto petrolero de Yanbu, según la compañía. Varios petroleros estaban atracados o moviéndose por la zona.

El control del puerto en Yanbu emitió un aviso a navegantes pidiendo a los marinos que estuvieran alerta y vigilaran cualquier actividad sospechosa, dijo Ambrey.

La Quinta Flota de Estados Unidos, con sede en la región, declinó hacer comentarios inmediatos al respecto.

El incidente se produjo después de la Marina de Estados Unidos confirmara los reportes sobre un tenso encuentro este mes en el Golfo Pérsico entre embarcaciones estadounidenses e iraníes, el primer incidente de su clase en aproximadamente un año.

Imágenes del 2 de abril publicadas por la Marina mostraban un barco controlado por la Guardia Revolucionaria, un cuerpo paramilitar iraní, cruzándose en la trayectoria del USCGC Monomoy, haciendo que el barco de la Guardia Costera estadounidense tuviera que frenar de forma repentina, lo que hizo humear su motor.

La Guardia Revolucionaria hizo lo mismo con otro buque guardacostas, el USCGC Wrangell, indicó la comodoro Rebecca Rebarich, vocera de la Marina en la Quinta Flota de Estados Unidos, con sede en Oriente Medio. Ese tipo de maniobra implica un riesgo de colisión en el mar.

Irán no reconoció en un primer momento el incidente en la zona sur del Golfo Pérsico, que no produjo lesiones ni daños.

The Wall Street Journal informó primero sobre el incidente, en el que participaron el Harth, un barco iraní de apoyo, y tres embarcaciones iraníes de ataque rápido. Los guardacostas estadounidenses operan cerca de Bahréin dentro de las Fuerzas Patrulleras del Suroeste Asiático, su contingente más grande fuera de Estados Unidos.

Estos incidentes implican casi siempre a la Guardia Revolucionaria, que responde sólo ante el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

Algunos analistas creen que estos episodios pretenden en parte presionar al gobierno del presidente, Hasán Ruhani, tras el acuerdo nuclear con potencias extranjeras de 2015. Los países firmantes negocian estos días en Viena el regreso de Irán y Estados Unidos al acuerdo.