Las grandes petroleras han pasado de desangrarse a estar en auge gracias a la rápida recuperación de los precios. Cuando el crudo colapsó por debajo de los 30 dólares por barril, la industria petrolera plagada de deudas se vio obligada...