Durante la última década, los pagos digitales se han disparado: tocar su plástico en una terminal o deslizar un teléfono inteligente se ha vuelto normal. Ahora esta revolución está a punto de convertir el efectivo en una especie en...