Las ideas tienen un valor absolutamente incalculable en el mundo de los negocios. Ya tomen la forma de soluciones a ciertos problemas, de campañas publicitarias o de incentivos para subir la (a menudo alicaída) moral de los empleados, que...