Los Centros para el Control y prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) confirmaron a las autoridades del hospital Robert Reid Cabral que el niño de seis años que tiene un coma inducido y que fue mordido por un perro, tiene rabia humana.

Sin embargo, el padre, la madre de crianza y el abuelo dudan que el pequeño tenga la letal enfermedad y aseguran que no han recibido la información por parte del hospital.

La doctora Josefina Fernández, infectóloga que está al frente del equipo, y el doctor Clemente Terrero, infectólogo y subdirector del hospital Robert Reid Cabral, confirmaron  dato.

Las características del virus son perro y la variante canina, y se trata de la que está ampliamente distribuida en la frontera domínico haitiana. Los expertos clasifican la rabia en genotipos, lo cual les hace establecer si la mordedura es de perro, gatos o mangostas.

La tarea ahora es hacer una campaña binacional, de lo contrario, en la República Dominicana debe haber una campaña efectiva, de forma que aunque los perros crucen la frontera, no encuentren huéspedes susceptibles.

Lo más importante es que no haya nuevos casos de rabia, pues al parecer, se trata de un verdadero brote de rabia humana en la región. De su lado, el doctor Terrero, infectólogo, explicó que el virus de la rabia es uno, pero que de igual modo se clasifican en serotipos, existen más de 50 identificados. El padre del menor, Robinson Hernández, se niega a creer que su pequeño de seis años tenga rabia, asegura que hace seis meses fue arañado