China desmantela una banda dedicada a la pornografía en vivo

La policía china ha repatriado desde Camboya a 18 presuntos miembros de una banda criminal que operaba una plataforma pornográfica en vivo con la que ganaron 36,5 millones de dólares y que tenía más de 3,5 millones de usuarios registrados, informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

Según la policía de la provincia de Zhejiang (este), la banda llegó a contratar a más de 16.000 personas para reclutar miembros que quisiesen participar en una aplicación móvil llamada “Max”, que contenía más de 100 plataformas de retransmisón de pornografía (prohibida en China) en directo por internet.

Más de 200 personas vinculadas a la plataforma fueron arrestadas en abril, pero la aplicación continuó funcionando e incluso se popularizó a través de las redes sociales luego de producirse las detenciones, indicó Xinhua.

La policía china finalmente descubrió que los servidores de la aplicación estaban ubicados en Camboya, y en agosto detuvieron sus operaciones en cooperación con las autoridades de ese país, según la agencia.

En 2016, China publicó una normativa para controlar los servicios de “streaming”, obligando a sus proveedores a obtener certificados y actuar de acuerdo a las leyes vigentes.

Las autoridades dijeron entonces que este tipo de retransmisiones han crecido rápidamente, pero algunas de ellas emiten pornografía, violencia, rumores y fraudes “que van contra los valores centrales del socialismo y afectan negativamente a los jóvenes”.