Cuando el empleado gana más que su jefe

El asunto se complica cuando este empleado no solo gana más dinero sino que ha trabajado su educación de forma autodidacta lo que a su vez le ha permitido tener un criterio estético y gusto más refinado.

Estamos acostumbrados a ver en nuestros jefes, Gerentes o personas que no solo gozan de permisos y ciertas ventajas y desde luego lo económico es uno de estos renglones.  Es normal pensar que ganan más dinero que sus empleados sin embargo no siempre es así.

El simple hecho de que un empleado tenga un espíritu emprendedor más allá de la típica zona de confort en la que se encuentra su supervisor inmediato es casi garantía de que este recibirá al mes una renta más jugosa.

Este caso no es muy común, pero se da en algunas grandes empresas de nuestro país, dicha situación es propicia para abrir el siguiente debate: ¿se puede mantener un ambiente de armonía y paz laboral en la oficina cuando hay un empleado que gana más dinero que aquel que le da órdenes?

El asunto se complica cuando este empleado no solo gana más dinero sino que ha trabajado su educación de forma autodidacta lo que a su vez le ha permitido tener un criterio estético y gusto más refinado, todo esto junto a un correcto manejo de sus finanzas dando como resultado: un empleado que siempre anda muy bien vestido, que anda quizás no en un carro del año pero si en un mercedes de 4 años atrás que lo hace lucir como un gerente de estilo y elegancia aunque solo sea ese joven que se gana 20 mil en el trabajo pero 60 mil pesos al mes trabajando de Dj los fines de semana.

No tiene un Rolex pero su reloj es mejor que el Nautica del jefe!  Este tema se debatió en Tendencias Radio.  Los analistas Francisco Tavarez, Adrían Lebrón, Alberto Adam, Francesco Fines y Aneudys Santos, analizaron esta problemática de la cotidianidad desde todos los puntos de vistas humanamente posible y las conclusiones no necesariamente han de entrar dentro de lo imaginable.  /

Redacción: Aneudys Santos.