No ha habido escasez de especulaciones. La salida de Daniel Ricciardo de Red Bull se debió en parte al favoritismo de su compañero de equipo Max Verstappen, y la mudanza del australiano a Renault puede causar más dolores de cabeza de lo que se pensó inicialmente para el equipo de bebidas energéticas.

El cambio de Ricciardo tendrá implicaciones significativas para el resto de la parrilla el próximo año, con varios cambios previstos en las alineaciones de pilotos, y ya se habló sobre quién reemplazará al piloto de 29 años en Red Bull.

Carlos Sainz está cedido en Renault por el equipo junior de Red Bull, Toro Rosso, y se perfila como un posible reemplazo para Ricciardo, que acompañará a Nico Hulkenberg en el equipo francés en 2019. A principios de año, el jefe de Red Bull, Christian Horner, dijo que el español era el “obvio “Líder de socio de Verstappen en el evento que Ricciardo renunciar”.

Pero esa opción puede no ser tan sencilla luego de que surgió un informe en la publicación española Marca que sugiere que Verstappen no está dispuesto a conducir junto a Sainz el próximo año.

Los dos estuvieron juntos en Toro Rosso antes de que Verstappen fuera promovido al equipo senior de Red Bull en lugar de Daniil Kvyat, y según el informe español, él y Sainz tuvieron una relación tensa durante los últimos meses de Verstappen con el equipo en 2015 y 2016.

Si el supuesto problema de Verstappen con Sainz influye en los corredores de bolsa de Red Bull, podría abrir la puerta para que Pierre Gasly, piloto de Toro Rosso, tome el lugar de Ricciardo y al mismo tiempo allane el camino para que Sainz se una a McLaren, quien ha mostrado interés en el joven de 23 años.

 

Con información de www.news.com.au