Un incendio forestal se está extendiendo rápidamente por el noreste del estado de California (EE.UU.) lo cual ha provocado la evacuación de miles de personas y ha afectados a más de 8.000 hectáreas, según el Departamento de Forestación y Protección contra Incendios.

El gobernador en funсiones del territorio estadounidense, Gavin Newsom, ha declarado el estado de emergencia.

El incendio se originó cerca de la ciudad de Pulga la madrugada del jueves y de ahí se extendió hacia el oeste. Por la tarde el fuego avanzaba a un ritmo de un campo de fútbol cada tres segundos debido a las ráfagas de viento de hasta 104 kilómetros por hora que se estaban registrando.

Residentes de las localidades Paradise, Butte Creek, Concow y Magalia recibieron la orden de evacuación, al igual que los hospitales y las escuelas y una casa de retiro. Se informa que dos bomberos y varios civiles han resultado heridos.

Unos 50.000 residentes en la zona han sido evacuados, según el sheriff. “Este fue un fuego de rápido avance. Se desplazó a gran velocidad de una zona remota a otras pobladas”, precisó Honea.

En Twitter se ha publicado una imagen de satélite que muestra “el extremadamente peligroso incendio forestal” en las cercanías del municipio californiano de Paradise.