La Asociación Dominicana de Defensores Públicos (ADDP) amenazó hoy con realizar un paro de labores si el Gobierno no le mejora las condiciones salariales de esos servidores del Poder Judicial que asumen la representación en los tribunales de los reclusos que no pueden pagar un abogado, y de muchos que aun pudiendo pagar una defensa privada, la prefieren pública.

La entidad se manifestó hoy en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva y en el de la provincia Santo Domingo en reclamo de un sueldo de 105 mil pesos, bajo el alegato de que los 65 mil que actualmente reciben, no se corresponde con la calidad y eficiencia del trabajo que realizan en favor de los imputados de escasos recursos económicos.

La ADDP rechazó la partida asignada a la Oficina de la Defensoría Pública en el Presupuesto General de la Nación para el próximo año. El defensor Roberto Clemente fungió de vocero de un grupo que se manifestó esta mañana en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Advirtieron que recurrirán a todas las vías legales para que se reconozca sus derechos y que continuarán la lucha hasta lograr sus demandas.

“Hoy los defensores públicos elevamos nuestra voz, como siempre lo hacemos exigiendo derechos de las personas. En esta ocasión estamos exigiendo los nuestros. Esta lucha que apenas inicia y seguirá su curso hasta que tengamos una respuesta favorable a nuestro reclamo a la mayor brevedad posible, puesto que de no ser así nos veremos obligados a paralizar las labores de manera indefinida”.

Sostienen que la Defensoría Pública es la institución con mayores estándares de calidad en el servicio público de RD.