El dinero plástico (tarjetas de crédito) juega un papel fundamental en la formalización del sistema financiero. Y los dominicanos han sabido hacer uso de ello. La deuda con tarjetas de crédito de los dominicanos creció en RD$4,114.20 millones a diciembre de 2017, un 8.84%, cuando se compara con igual período de 2016. De acuerdo a las cifras de la Superintendencia de Bancos (SIB), la deuda promedio es de RD$38,852.9 por tarjetahabientes.

En el período analizado, el monto financiado con tarjetas de créditos personales supera los RD$50,666.02 millones, según los datos de la SIB. El sistema financiero contaba con 1,855,915 tarjetas de créditos personales pertenecientes a 1,034,047 tarjetahabientes.

El informe resalta que el indicador de morosidad de las tarjetas de créditos personales se sitúa en 5.69%.

Asimismo, el resumen ejecutivo de la entidad resalta que al 31 de diciembre la cartera de crédito registró un crecimiento de RD$76,127.3 millones, al pasar de RD$923,516.21 millones a RD$999,643.51 millones, para un 8.24%.

Según el informe, la dinámica se sustenta por el crecimiento del crédito privado que aumentó de RD$853,247.61 millones en diciembre de 2016 a RD$932,265.12 millones a igual mes de 2017, registrando una tasa de crecimiento de 9.26%.

Límite aprobado

Los datos del Banco Central registran que dentro del límite de rango de tarjetas de crédito al 31 de diciembre de 2017, las tarjetas de RD$50,001 en adelante fueron las de mayor preponderancia, con 746,183 plásticos entregados.

Las que van desde RD$5,001 hasta RD$10,000, con 391,888 tarjetas, fueron las segundas con más volumen.

Seguidas por los plásticos que permiten compras desde RD$10,001 hasta RD$15,000, con 240,555 tarjetas registradas a diciembre de 2017. A enero del mismo año, las tarjetas con límite de hasta RD$5,000 fueron 227,069, para una variación de 2.27% en comparación con las 232,229 registradas en diciembre.

El quinto lugar lo ocupa las tarjetas que van desde RD$15,001 hasta RD$20,000, de las cuales se otorgaron 198,9520 tarjetas.

Fuente: El dinero