Novak Djokovic dominó a Rafael Nadal por 6-3 6-2 6-3 y conquistó su séptimo Abierto de Australia, cifra récord en la Era Abierta.

En el duelo entre los dos mejores del mundo, Djokovic demostró una versión absolutamente demoledora, dejando apenas dos puntos en sus primeros seis games de saque y enfrentando una sola pelota de quiebre en todo el partido.

34 winners (ocho aces) y cinco quiebres en ocho oportunidades encauzaron el tremendo triunfo del serbio en apenas dos horas de juego, bien lejos de las épicas 5:53 que los mismos protagonistas batallaron siete años atrás, también en la final de Australia, también con victoria de Djokovic.

Djokovic, entonces, llega a siete coronas de Australia para distanciarse de Roger Federer y Roy Emerson (ambos con seis) y firma su 15° título de Grand Slam, quedando a dos de Nadal y a cinco de Federer.