El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), Víctor Terrero, denunció que los empleadores continúan exigiendo hacerse la prueba del virus a quienes optan por un puesto de trabajo, en violación a todos los preceptos legales.

Terrero reveló que a diario llegan a su organismo denuncias de que personas que son rechazadas o apartadas de sus puestos de trabajo, tras conocerse su condición seropositiva.

Adujo que la discriminación y la violación a los derechos laborales de las personas seropositivas dificultan el mejoramiento de los indicadores de la epidemia y obstruye el proceso para alcanzar las metas previstas.

“Desde el Gobierno y la sociedad civil cada día hacemos esfuerzos por prevenir la discriminación laboral, pero muchos empresarios y empleadores no nos están ayudando”, aclaró el funcionario.

“Eso es una inaceptable violación a la Constitución, a todas las leyes vigentes y a todos los derechos de la persona humana”, enfatizó.