Home Salud Efectos secundarios y contraindicaciones del Té Verde

Efectos secundarios y contraindicaciones del Té Verde

70
0

De todos es sabido que son muchas las ventajas que el té verde puede proporcionar a la salud de nuestro organismo pero, a pesar de que se trate de una sustancia natural, un uso excesivo o irresponsable del mismo provocaría justo el efecto contrario al deseado. Veamos aquellos aspectos que debes tener en cuenta para hacer de esta saludable infusión una aliada y no una enemiga: las contraindicaciones del té verde.

Consumido en exceso, el té verde puede provocar ciertos efectos secundarios, volviéndose sus cualidades en tu contra y provocándote malestares varios.

De hacerlo, te expones a sufrir:

  • Acidez de estómago, vómitos y náuseas.
  • Dolores de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Confusión y mareos.
  • Temblores y/o confusiones.
  • Aumento de la tensión arterial y arritmias cardíacas.
Por otra parte, hay una serie de cuestiones en relación a su consumo que tampoco deberías pasar por alto:

Puede causar estreñimiento y acidez gástrica, como consecuencia de la presencia de taninos en su composición. Para prevenir estos síntomas, puedes probar a tomar té verde con el estómago vacío.

Obstaculiza la absorción de hierro en los alimentos. Ello implica que, su ingesta regular con la comida podría, a largo plazo, acarrear falta de este mineral y desencadenar un cuadro de anemia. Por este motivo, también deberías dejar un lapso de tiempo entre la comida y su toma.

Se han constatado ciertos casos de efectos secundarios a nivel hepático tras tomar té verde en formato de cápsulas.

¿Un enemigo del sueño?

Una circunstancia que debes tener presente es que el té verde no es una sustancia apta para ser tomada por todas las personas y ello principalmente por su alto contenido en teína, un estimulante de la cafeína.

Al fin y al cabo, la bebida que nos ocupa es un estimulante cerebral y, como tal, no deberías tomarla al menos dos horas antes de ir a dormir.

Conoce sus contraindicaciones

Existe constancia de una serie de contraindicaciones asociadas a la toma de té verde entre las que se encuentran el embarazo, el período de lactancia, el hecho de que se esté padeciendo un trastorno de nerviosismo, insomnio o problema cardíaco, así como un cuadro de anemia.

Resultado de imagen para te verde

De todo lo dicho hasta ahora se desprende que determinadas personas no pueden tomar té verde bajo ninguna circunstancia, pues comprometería su salud de hacerlo.

¡Toma nota de quienes deben evitar la toma de té verde!

Mujeres embarazadas o en período de lactancia. Aunque no existen pruebas fehacientes que indiquen riesgo inminente para la salud del feto o bebé, lo cierto es que el contenido en teína de esta bebida induce a pensar que le provoque alteraciones del estilo de estrés o nerviosismo y con ello determinados problemas sobre el sistema nervioso central.

Bebés y niños. Su contenido en teína es también el causante de que esta sea una bebida “prohibida” para los niños, a los que podría estresar, agitar en demasía o causarles insomnio.

Quienes estén bajo tratamiento médico. Comprobado está que el té verde puede interferir de modo negativo sobre ciertos medicamentos, produciendo un riesgo innecesario al mezclar uno con otros. Por tal razón, si estás tomando medicación, consulta con tu médico acerca de la oportunidad del consumo de té verde. 

Personas que sufren problemas digestivos. En el caso de que padezcas acidez estomacal o úlceras, el té verde no es una bebida que esté indicada para ti. ¿La razón? Podría aumentar la intensidad de los síntomas. 

Quienes padecen alteraciones cardíacas, afecciones renales o hepáticas, hipertensión o ansiedad. En el caso de que estés en alguna de estas situaciones, deberías prescindir del consumo de té verde.

Personas diagnosticadas de anemia o glaucoma. Si padeces estas patologías, como mínimo debes someter a criterio médico la conveniencia de su toma.