Algunos los definen como la instancia psíquica a través de la cual el individuo se reconoce como yo y es consciente de su propia identidad. El punto de referencia de los fenómenos físicos y media entre la realidad del mundo exterior, los ideales del superyó y los instintos del ello. En el caso de los analistas de Tendencias Review, se refieren al ego como el peor enemigo del emprendedor.

Aquello que te dice “qué los demás piensan de ti”, pero que no es cierto, pensamiento que se puede trasformar en una realidad, siempre y cuando tú lo permitas y una valoración exagerada de ti mismo, fueron algunas de las definiciones dadas por los analistas Kalys Bautista y Francesco Fino.

Consejos para que el ego no sea una barrera para lograr tus metas de emprendimiento

1-   Trata de ser lo más crítico posible, eso no quiere decir que tu idea no sea buena, tienes que defenderla, escuchar las opiniones de los demás y transformar esas ideas en un gran negocio. Esas críticas harán que tu idea se vaya perfeccionando; recuerde que una idea no deja dinero, el negocio entonces si deja dinero.

“Si bien duelen las críticas aun así debes escucharlas, aunque la idea es tuya” hay que saber escuchar a los demás, porque aquellos son los que comprarán tu idea, tu producto o tu servicio; por ende, es importante escucharlas.

“El ego trata de trancarlo y sé lo más humilde posible para escuchar las críticas”.

“La autoestima nos lleva al éxito, pero el ego nos lleva al fracaso, Señaló Bautista.”

2-   No cerrarse en el (plan A), Fino enfatizó, “el 100% de los casos las ideas no terminan como empezaron, sino más bien que con el tiempo se van perfeccionando”. Siempre tenga la mente muy abierta para moverse hacia donde el negocio tiene que ir realmente; el negocio existe solamente si hay clientes que compren, si no compran no tienes un negocio, más bien una idea.

Es más fácil sobrevivir al fracaso que al éxito. Agregó la analista Kalys Bautista”

3- No se llega solo al éxito, se llega con un grupo de personas, recuérdense de aquellas personas que les ayudaron a que su idea se trasforme en un negocio; se debe ser agradecido.

“Si no agradeces, tu éxito será cero; solo no llegas a ningún lado y si llegas pronto caerás”.