Home Bienestar Ejercicios que evitan el destino de los “genes de obesidad”

Ejercicios que evitan el destino de los “genes de obesidad”

152
0

Un estudio realizado por el equipo deWan-Yu Lin, de la Universidad Nacional de Taiwán, publicado hoy «PLOS Genetics», ha identificado seis medidas, especialmente relacionadas con el ejercicio, que son especialmente efectivas para combatir los efectos genéticos que contribuyen a la obesidad.

Los expertos subrayan que hay más de 200 genes que influyen en el peso, y la mayoría de ellos se expresan en el cerebro o en el tejido adiposo.

Además, la obesidad es una condición difícil de controlar porque resulta de las interacciones entre la genética y el estilo de vida de una persona. Los médicos a menudo recomiendan hacer ejercicio, pero no está claro cuáles son mejores para frenar el aumento de peso en individuos cuya genética los hace más propensos a volverse obesos.

Un nuevo estudio realizado sobre 18.424 adultos, de 30 a 70 años de años de edad, examinó las interacciones entre la genética de los individuos y sus rutinas de ejercicio.

Los investigadores descubrieron que correr de forma regular era el mejor tipo de ejercicio para controlar la obesidad.

Escalar montañas, caminar, caminar a paso ligero o ‘power walking’, ciertos tipos de baile y sesiones largas de yoga. Todas ellas reducen el índice de masa corporal (IMC), un método utilizado para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona, y determinar que relaciona la estatura y el peso del individuo, en personas predispuestas a la obesidad.

Sorprendentemente, el ciclismo, los ejercicios de estiramiento, la natación y Dance Dance Revolution (video juegos simuladores de baile), no contrarrestaron los efectos genéticos sobre la obesidad.

El trabajo sugiere que, en lo que respecta a la obesidad, la genética no es un destino ineludible, y los efectos pueden disminuir con diferentes tipos de ejercicio regular.