Home PRINCIPAL El arte de cultivar una buena salud financiera

El arte de cultivar una buena salud financiera

478
0

La estabilidad económica requiere sacrificios, disciplina y un plan de acción. Para algunos la salud financiera significa no gastar más de lo que uno gana. Para otros es ahorrar dinero para la jubilación. Y para otros es invertir en algo que genere riqueza, como comprar una casa o abrir un negocio.

La realidad es que una buena salud financiera personal implica contar con el dinero suficiente para cubrir gastos y tener suficientes ahorros para poder afrontar imprevistos en el futuro. Esa sería la óptima situación económica de una persona para considerar que financieramente está “sana”.

Manuel Sánchez, analista financiero

Conversamos con el analista financiero Manuel Sánchez, acerca de cuál es el camino más eficaz para empezar a construir una relación sana con el dinero y desde su punto de vista nos compartió algunos tips que explicaremos más adelante.

Es importante también entender que los problemas económicos producen constantes preocupaciones personales que pueden contribuir al desarrollo enfermedades como la depresión, ansiedad, o insomnio, esto se debe a que el terreno financiero está en constante y directa relación con el emocional.

Cuando le preguntamos al señor Sánchez si existe alguna forma mágica para alcanzar la estabilidad financiera, explicó que: “La magia y la economía no se llevan bien. No hay fórmula mágica para las finanzas, de hecho casi todo los que nos pasa financieramente tiene un origen y una razón lógica, normalmente definida por nuestros patrones de consumo y gastos, nuestros hábitos de ahorros e inversión, etc. Aunque no haya magia, si existe una palabra clave y es la disciplina acompañada a lo fiel que somos a nosotros mismos al establecer nuestro plan.”

Por lo que una buena idea es revisar la cartera y identificar ¿En qué invierte su dinero? y si este gasto es necesario, productivo o impulsivo y eliminar aquellos gastos que están de más o que por el momento no puede costear. Esto delatara su conducta como consumidor.

Sánchez señaló que, para mejorar la salud del bolsillo lo primero, que debemos hacer es conocer nuestros gastos en detalle; tanto los montos altos como los montos “mínimos”. Rehuir de conocer ese detalles es un síntoma de mala administración financiera. De la única manera que podemos tomar control de nuestras finanzas es cuantificando los gastos e identificar en qué renglón estamos gastando.

En segundo lugar, pasa a identificar cuáles renglones son prioritarios y cuáles no según nuestro plan de vida y en la etapa que nos encontremos, metas financieras y demás.

Y por último toca decidir qué cantidad de dinero voy a asignar para cada cosa, en otras palabras presupuestar. Para el analista lo que se puede resultar más difícil es respetar ese presupuesto. Es esencial que dentro de ese presupuesto exista un renglón destinado para el ahorro. La cantidad a ser ahorrada depende de cada quien, la etapa laboral en que se encuentre y las metas establecidas.

Agregó además que hay expertos que recomiendan entre un 10% a un 15% de nuestro ingreso mensualmente, pero lo ideal es poder contar con un fondo equivalente a 6 meses de sueldo donde podamos cubrir todas nuestras necesidades aun si nos quedamos sin empleo. Por ejemplo: Si gano RD$20,000 mensuales, ese fondo debería de ser de RD$120,000. (20,000 x 6).

También aprovechamos la ocasión para entender una de las preguntas de finanzas más frecuentes en la actualidad. ¿Cuál es el uso correcto de las tarjetas de crédito?
a lo que el administrador respondió que, considera a las tarjetas de crédito son un instrumento financiero maravilloso, siempre y cuando lo sepamos utilizar sin dejar que ella nos utilice a nosotros. Sin embargo se debe entender que:

1. El límite de crédito disponible en la TC no es el monto que yo puedo gastar ni que estoy en capacidad de cubrir.

2. Debemos tratar por todos los medios de cubrir el balance total de consumo en cada corte y evitar el financiamiento a menos que sea programado.

Reconoció como una de la principales fallas que en ocasiones, por el hecho de que la persona no tiene dinero en su bolsillo se ve tentado a pagar con tarjeta o dar un “Tarjetazo”…lo que catalogó como craso error.

Otros datos son que se debe conocer al dedillo cual es la fecha de corte, este es el periodo en que se registran los consumos y su vencimiento, que es la fecha límite de pago de esos consumos, de cada tarjeta que poseemos. El analista además dejó claro que su recomendación es no tener más de 2 Plásticos para tener mejor control.

En la actualidad es cada vez más importante tener una buena salud financiera que es la que nos permitirá adquirir servicios y productos, disfrutando de nuestros consumos de forma responsable y ¡Ojo! en presupuesto.

Si eres de los que necesita una guía o apoyo para lograr las metas de ahorro, en Tendencias te recomendamos estos tres libros que te pueden ayudar a alcanzar la estabilidad:

1- Kakebo: El arte japonés de ahorrar dinero de Fumiko Chiba
En este libro encontrarás un cuaderno de trabajo y un guia sobre este legendario método de ahorro japonés de 100 años de antigüedad.

2- El código del dinero de Raimon Samso
Samso considera que para mejorar la relación que se tiene con el dinero se debe crear un cambio sobre lo que se piensa sobre el dinero. Y en el libro se explica la relación vital que existe entre los problemas de dinero y el comportamiento de la persona que maneja el dinero.

3- Ten peor coche que tu vecino de Luis Pita
El autor publicó este libro en 2012 con el fin de enseñar a mantener el nivel de vida en caso de dejar de tener ingresos, esto lo demuestra con ejemplos reales acompañado de un lenguaje sencillo, que permite el fácil entendimiento.

Sobre Manuel Sánchez

Manuel Sánchez es Lic. en Administración de Empresas con 17 años de experiencia en el sector bancario con manejo multidisciplinario de los factores que inciden en el ciclo financiero. Posee una especialización en Riesgos Financieros.

Pertenece al grupo de analistas colaboradores de nuestro programa Tendencias Radio, el cual se transmite de lunes a viernes de 6 a 9 de la mañana por La Rocka 91.7 FM