Los coches eléctricos se han convertido en el mejor ejemplo del cambio que está experimentando el sector del trasporte en los últimos años. Actualmente se apuesta por sustituir las gasolineras por puntos de recarga eléctricos tanto en lugares públicos como en garajes privados. Pese a eso los coches no dejarían de ser consumidores reales de energía, de un tipo o de otro.

No es un cambio menor pero ¿y si los coches pudieran ser productores de energía en vez de consumidores? ¿Y si además de generar la que ellos usan pudieran generar más para cargar otros productos y dispositivos?

En eso han trabajado Hyundai y Kia, dos de los mayores fabricantes de coches del mundo, que han presentado un nuevo tipo de techo solar para coches, capaz de recargar las baterías de los vehículos eléctricos, algo que hasta ahora no era posible.Resultado de imagen para El coche solar es una realidad: este techo solar lo hace posible

Estas marcas han presentado tres nuevos productos. El primero de ellos está pensado para vehículos híbridos, los que tienen baterías pero también un motor de combustión. El segundo es para coches convencionales, los ICE o coches de combustión. El tercero de ellos es el más innovador y el que permite recargar las baterías de un coche plenamente eléctrico.

Y no creáis que tendremos que esperar mucho para verlo a la venta. Jeong-Gil Park, vicepresidente ejecutivo de la división de diseño e ingeniería de Hyunday ha comentado que se pondrá a la venta el año que viene.

No obstante, por ahora no se han dado cifras de los precios de los paneles ni de la velocidad a la que podrían almacenar la energía en las baterías.

A medida que la tecnología evolucione se crearan coches eléctricos que consumirán menos energía y paneles solares que crearán más por lo que es cuestión de tiempo, de poco tiempo, que ambas cantidades sean la misma y tengamos coches plenamente operativos sin necesidad de recargarlos de forma activa.