Home Internacionales El estrés hídrico otra consecuencia del cambio climático

El estrés hídrico otra consecuencia del cambio climático

149
0

Se habla de estrés hídrico cuando la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible durante un periodo determinado o cuando su uso se ve restringido por su baja calidad.

Cerca de una cuarta parte de la población mundial habita en países en los que se vive al límite de los recursos hídricos. En 17 Estados, donde reside ese 25% de la población del planeta, la agricultura de regadío, la industria y las ciudades consumen el 80% o más del agua dulce superficial y subterránea disponible cada año de media. 

Esto hace que los países estén mucho más expuestos a las restricciones severas en los periodos de sequía y se acerquen así a lo que desde hace unos años se denomina el “día cero”, que será cuando de los grifos deja de salir agua porque, simplemente, no queda en las reservas.

Existen muchas áreas vulnerables al estrés hídrico, y otras que no lo son tanto, ahora están en riesgo debido a factores como el crecimiento demográfico, el desarrollo económico y el cambio climático están aumentando la tensión en muchos lugares.

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, sus siglas en inglés) ha actualizado su ranking de estrés hídrico y presentó ayer los últimos resultados. Las regiones más afectadas, son el norte de África y Oriente Medio. Esa clasificación la encabeza Qatar, seguido de Israel, Líbano, Irán, Jordania, Libia y Kuwait.

Resultado de imagen para Andrew Steer,

“El estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla. Sus consecuencias están a la vista en forma de inseguridad alimentaria, conflicto y migración e inestabilidad financiera”, dijo el Dr. Andrew Steer, presidente y director ejecutivo del WRI.

Pero, según el informe de WRI, el mayor foco de población afectada se sitúa en India, donde la sexta ciudad por número de habitantes, Chennai sufrió una sequía extrema hace solo unas semanas que dejó a la urbe sin este recurso. 

India, con 1.300 millones de habitantes, ocupa el puesto 13 de la clasificación del estrés hídrico y está también dentro de la categoría de riesgo extremadamente alto. “El estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla”, ha lamentado a través de un comunicado Andrew Steer, presidente ejecutivo de WRI.

En la República Dominicana distintas sequías han afectado fuertemente la producción agrícola, la calidad de vida, los suministros de agua, entre otros aspectos. Considerando que habitamos una isla, tomar medidas para prevenir el estrés hídrico, es de suma importancia.

Resultado de imagen para sequia en republica dominicana 2019

El pasado mes de junio se registró una sequía en el país, que se representó un déficit de 48 millones de galones por día, para el Gran Santo Domingo. La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) en aquel entonces, advirtió que la reducción de producción de agua potable, se mantenían  por los efectos de la sequía.