El porqué de los fuegos forestales de California

California es un estado de EEUU susceptible a los incendios durante todo el año, pero los que se originan durante el otoño pueden ser especialmente peligrosos. Además, este 2017 ha sido uno de los peores años que se recuerdan, debido tanto al número como a la devastación que han causado los fuegos. Las lluvias, las altas temperaturas durante el verano y los vientos de la Gran Cuenca son tres de los factores clave en la aparición y la propagación de los incendios en esta zona del país.

Los incendios forestales que ocurren durante la temporada de viento en la Gran Cuenca, es decir en otoño, causan daños estructurales mucho mayores que los incendios de verano. De hecho, los 10 incendios forestales más destructivos en la historia de California han tenido lugar entre septiembre y diciembre, según un artículo de Los Angeles Times.

El motivo, una combinación catastrófica entre la temporada de lluvia, seguida de un caluroso verano y la época de fuertes vientos.

El año 2017, uno de los peores:

Este otoño, además, ha sido uno de los peores en cuanto a incendios se refiere debido a que se ha vivido con más intensidad de lo habitual este ciclo climático, que empieza con una temporada inusual de fuertes lluvias que hace que la vegetación crezca más de la cuenta.

Cuando el período de lluvias acaba llega uno de sequía y de altas temperaturas. De hecho, este verano fue el más caluroso jamás registrado en California, alcanzándose temperaturas de hasta 50 grados centígrados. Esta temperatura elevada provoca que el exceso de vegetación generada durante la época de lluvia se seque y se convierta en material inflamable.

En tercer lugar, llega la temporada de vientos y más sequía, lo que hace que, una vez se declara un incendio, ya en otoño, sea prácticamente imposible el control del mismo.

Lo mismo que ha ocurrido este 2017 ha ido ocurriendo a lo largo de la historia y por eso el otoño es la peor temporada para los incendios.

Como se puede ver en la tabla, los peores incendios de California han tenido lugar en los meses de octubre y diciembre. Desde octubre de este año, el primer puesto lo ocupa el incendio de Tubbs, que causó la muerte de 22 personas. Antes, el incendio más devastador registrado era el de Oakland Hilles en 1991, en el que murieron 25 personas, según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California.