Las emociones se desbordaban a cada momento en el día de ayer, en la zona de salida de pasajeros del Aeropuerto Las Américas José Francisco Peña Gómez, donde familiares recibían a sus seres queridos que regresaban del exterior.

El desespero por ver salir al familiar o al amigo que por años estuvo ausente, se apoderaba del gran grupo de gente que aumentaba conforme avanzaba la mañana en el área de espera, por donde a cuenta gotas, desfilaban todos los recién llegados.

“Estoy esperando a mi hijo quien tiene 3 años sin venir”, dijo ansiosa Maura Méndez junto a un grupo de familiares que le acompañaban en la espera de Joel Henríquez Méndez, procedente de Nueva York. “Tengo una emoción que no soporto”, agregó la señora conocida como “Libanesa”, mientras sostenía un arreglo de globos para su hijo, quien antes de salir de Estados Unidos le pidió “que le guardara cerveza y frito con salami”, en la casa.

Flujo de pasajeros. La afluencia de pasajeros en la mañana de ayer en la terminal aeroportuaria no tuvo nada de extraordinario, tanto en el embarque como en la llegada. Sin embargo, según estadísticas ofrecidas por Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI, (Aerodom), empresa que administra y opera el Aeropuerto Las Américas, desde el 1 al 16 de diciembre se habían recibido un total de 161,209 pasajeros, lo que representa un crecimiento de 2.5% en comparación con esta misma fecha el año pasado.

Según el enviado por el director de comunicaciones de Aerodom, Luis José López Mena, se espera cerrar el este mes de diciembre con un flujo de 353,162 pasajeros, solo en Las Américas, lo que representa un crecimiento de 4.1% con respecto al 2017. Dichas cifras abarcan solo pasajeros regulares y charters.

La seguridad está alerta

Con el objetivo de evitar que grupos de forajidos se aprovechen de la emoción de quienes llegan del extranjero a recibir el año 2019 en el país, para cometer delitos, en la terminal aeroportuaria se ha desplegado un dispositivo de vigilancia por los cuerpos del orden, quienes dan seguimiento a quienes llegan hasta determinadas distancias, para garantizar la seguridad de los pasajeros.