Home Al Contado En EDEEste se malgastaron US$486 millones en los últimos ocho años

En EDEEste se malgastaron US$486 millones en los últimos ocho años

263
0

Los administradores que tuvo la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (EDEEste) durante los últimos ocho años malgastaron US$486 millones, recursos que fueron invertidos pero que no se reflejaron en la mejora del servicio, según reveló este martes el gerente general de la compañía, Tomás Ozuna Tapia.

Ozuna Tapia acusó a las pasadas administraciones de tener un enfoque ineficiente de las inversiones y del dispendio de recursos en actividades e iniciativas que no agregaron valor a las operaciones de la empresa.

Indicó que al asumir la posición en agosto pasado, los principales indicadores de la empresa presentaban un “franco deterioro”. “Los niveles de pérdida alcanzaban el 50 % de la energía servida, cifra récord en la historia de esta empresa”, criticó.

Denunció que en los últimos ocho años se compraron más de 700,000 medidores de energía eléctrica, pero que la distribuidora solo tiene 575,000 clientes con esos aparatos y más de 108,000 contratados de forma directa por la falta de esos equipos.

 

“Partiendo de esa cifra, todos los clientes de EDEEste deberían estar contratados con medidores y deberíamos tener guardados en nuestros almacenes y no es así”, señaló el titular de la empresa distribuidora.

Explicó que durante las dos gestiones de Danilo Medina solo se invirtió el 8 % en la expansión de las mejoras de la calidad del sistema de distribución de energía eléctrica.

Agregó que más del 30 % de las subestaciones de la compañía están en estado crítico porque sus equipos han agotado su vida útil de 25 años y que necesitan ser reemplazado cuanto antes.

El funcionario destacó como un hecho grave que al asumir el cargo EDEEste no contaba en sus almacenes con los materiales suficientes para garantizar las operaciones, citando cables de acometidas, postes de 35 pies y aisladores, entre otros.

Citó entre otras anomalías encontradas el vencimiento de contratos críticos de infraestructura y servicios y deudas que ascendían a más de RD$60,000 millones. De igual forma, reveló que fueron pagadas de manera directa más de RD$1,300 millones sin las órdenes de compra correspondiente.