El reconocido cardiólogo Pedro Ureña denunció que él y un grupo de siete amigos y colegas fueron secuestrados durante varias horas en la carretera internacional, del lado dominicano, por una turba de decenas de haitianos armados con cuchillos, machetes y punzones.

“Nos empujaron, nos quitaron los motores, los celulares, las llaves y nos arrinconaron en un lugar junto a otros dominicanos que habían pasado por ahí, campesinos que estaban haciendo sus labores y nos retuvieron ahí por unas casi tres horas”, explicó el doctor Ureña.

El doctor Ureña el director de Medicina Cardiovascular Asociada y presidente de Heart Care Dominicana.

Dijo que el hecho ocurrió en la localidad La Palmita, a unos 25 kilómetros de Restauración, y que pese haber dos militares dominicanos, éstos no hicieron nada. Los dos militares pertenecían al Ejército dominicano, explicó el especialista.

“Cuando les preguntaron por qué no hacían nada su respuesta fue que no podrían intervenir, no podían usar la fuerza pública en ese tipo de manifestaciones, ya que los extranjeros protestaban supuestamente porque a un compatriota le habían incautado una motocicleta en Dajabón”, indicó.

Describió a los jóvenes haitianos como agresivos y dijo que el alcalde de una comunidad haitiana fue quien impidió que no les hicieran daño a los dominicanos.