La tradicional celebración de noche de Halloween se tornó sangrienta en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, con un saldo de al menos 10 heridos, incluido 4 niños, según reportes de la policía.

La madrugada de este jueves, dos jóvenes dominicanos, de 17 y 24 años, no identificados por las autoridades, resultaron gravemente heridos cuando alguien con una máscara “Michael Mayers” le disparó inesperadamente varias veces en momento en que celebraban frente al 610 W de la calle 163 con Broadway en el Alto Manhattan, dijo la uniformada.

Este hecho ocurrió a eso de las 2:00 a.m. cuando las festividades de Halloween estaban terminando. El individuo huyó de la escena y está siendo perseguido por un escuadrón de agentes del precinto 33.

Asimismo, se informó que en el resto de la ciudad ocurrieron cinco tiroteos y apuñalamientos.

Mientras que en Nueva Jersey, un hombre, una mujer y dos niños de 1 y 5 años fueron embestidos a eso de las 7:45 de la noche por un vehículo en la avenida C con la calle 16 en la ciudad de Bayone, donde residen cientos de dominicanos. Todos se encuentran hospitalizados en condiciones graves. Sus identidades no fueron dadas a conocer.

En Pensilvania ocurrió un intenso tiroteo a las 6:15 de la tarde en el vecindario Olney, Filadelfia, quedando atrapados en el fuego cruzado varios niños que recolectaban dulces.

Dos de ellos resultaron heridos e identificados como Makiya Williams, de 14 años, y su hermano Mael, de 5, quienes se encuentran internados en un hospital cercano.

La uniformada indicó que otros disparos alcanzaron la ventana de una vivienda y se incrustaron en un vehículo estacionado. Los gatilleros portaban máscaras rojas y blancas y llevaban un ropaje oscuro. Son perseguidos por la institución.