La iluminación y los colores en las áreas laborales ayuda al confort psicológico

Los colores que nos rodean tienen un gran impacto en nosotros, tanto a nivel físico como intelectual y emocional. Pero pueden generar sensaciones de enfado, confianza o alegría. Mientras que algunos son capaces de hacer salir nuestra faceta más creativa y aumentar nuestra productividad en el trabajo.

“El color afecta el estado de ánimo y el nivel de estimulación en los trabajadores, por lo que afecta de manera indirecta el desempeño y la productividad eficiente”, aseguró el arquitecto Luis Enrique Acosta Martínez.

Según el especialista asegura que la influencia del color es el rendimiento y bienestar laboral analizando el entorno físico o color de la luz, el clima social o ambiente laboral; las actividades ocupacionales o recreativas, y los recursos individuales: memoria y aprendizaje.

Con información de envision.net / redacción por Andreina Contreras