La innovadora propuesta de una empresa para que sus empleados se desconecten durante las vacaciones

Desconectarse de la tecnología (al menos por un rato) puede ser difícil. Y más cuando toda la información converge en un gadget que cabe en la palma de la mano: el smartphone. Pequeño centro de información y distracción. Desde ahí se suben fotos a redes sociales, se busca información y se leen los mails, entre otras tantas cosas.

¿Qué pasa en vacaciones? Es recomendable aplicar algunas estrategias para que el teléfono no se convierta en un enemigo del descanso. El ocio es necesario para recomponer las energías y ser más productivos. Hay cientos de estudios que hablan sobre este tema y sin embargo cuesta decirle adiós por un rato a ese aparatito y sus notificaciones.

Estar enchufado al celular y todo lo que eso implica, genera división: mientras el cuerpo está recostado en la playa o en una cabaña en el bosque, la mente divaga entre correos laborales, los videos de las vacaciones de un amigo y las noticias sobre la contaminación ambiental.

Esa atención dividida provoca agotamiento y estrés. Se regresa de las vacaciones con igual o mayor cansancio que si uno nunca hubiese dejado el escritorio ni se hubiese corrido la vista del monitor de la computadora. Y eso ocurre porque, a decir verdad, la mente nunca dejó ese espacio virtual (y real) lleno de distracciones.

Arianna Huffington, fundadora y CEO de la compañía Thrive Global, está convencida de que es necesario que sus empleados estén realmente desconectados durante sus vacaciones. Según dice, hay que “recalibrar nuestra relación con la tecnología”.

Con este propósito, decidió implementar una novedosa estrategia en su empresa: cuando un empleado se va de vacaciones, todos los correos que recibe durante ese período, se borran automáticamente.

“Cuando te vas de vacaciones, la gente que te envía un correo recibe una respuesta automática donde se informa en qué fecha regresarás. Y luego, el correo se borra. Si el mail es importante, la persona que lo envió puede volver a mandarlo otra vez. Si no es así, entonces el correo no estará cuando regreses, y lo mejor aún es que (con este sistema) se evitará que lo leas durante tus vacaciones. La clave es que la herramienta no sólo crea una pared entre tú y tu correo, sino que además te libera del gran nivel de ansiedad que genera tener una pila de mails esperándote a tu regreso”, explicó Huffington en un artículo publicado en Harvard Business Review.

El año pasado, el 54% de los estadounidenses decidieron no tomarse todos sus días de vacaciones. ¿Los motivos? En el 43% de los casos lo hicieron porque quisieron evitar encontrarse con una enorme acumulación de tareas al regresar de su descanso.

Evitar ese momento de relajación puede tener un impacto en la economía de la empresa y del empleado. Según un informe de la asociación Project:Time off, la gente que se toma vacaciones tiene un 6,5% más de chances de obtener un aumento o una promoción laboral. Es que el descanso genera mayor productividad. Además permite ahorrar gastos innecesarios: el burnout le cuesta 300 mil millones de dólares al año a Estados Unidos.

La creadora de Thrive Global y cofundadora del famoso sitio de noticias The Huffington Postvivió en carne propia el precio del estrés por “no parar nunca”. En 2009 y dos años luego de crear el sitio de noticias, vivió un episodio que la marcó. Fue cuando, una mañana, se desplomó en su casa y por la caída se rompió el pómulo.

Despertó ensangrentada en el piso y sin entender qué había ocurrido. Durante meses visió médicos, se hizo resonancias y tomografías cerebrales para identificar qué había causado esa repentina pérdida de conciencia.

Finalmente llegó el diagnóstico: burnout, tal como se llama al estado de agotamiento físico y mental que se produce por no descansar. En ese entonces apenas dormía cuatro horas por día y estaba adherida a su celular respondiendo mails, tal como contó en más de una oportunidad.

Huffington se dedicó a estudiar la condición que padecía y comenzó a implementar cambios en su vida que eventualmente la llevaron a dejar su puesto en el portal de noticias y a construir Thrive Global, un plataforma donde se ofrece información y asesoramiento sobre bienestar y salud.

“Hay que terminar con la ilusión colectiva de que el burnout es el precio que hay que pagar para ser exitoso”, dijo en un comunicado de prensa al anunciar su renuncia a The Huffington Post, en 2016.

“Para ser mejores en nuestros trabajos tenemos que ser mejores a la hora de tomarnos vacaciones”, destacó Huffington. “Los líderes y ejecutivos que están preocupados por el desempeño y el éxito de las empresas en el largo plazo necesitan fomentar las vacaciones -las verdaderas vacaciones- y ellos mismos tienen que dar el ejemplo”, concluyó.

Está claro que el borrado automático de mails solo funciona para los correos laborales (y en la empresa de Huffington). Estar offline no es fácil y muchas veces va más allá de las medidas que se puedan implementar en una compañía.

Se puede configurar el teléfono para evitar ser invadido por las notificaciones de todas las aplicaciones a cada rato. Es posible descargar apps para bloquear ciertos sitios por un período determinado. Incluso se puede optar por sacar el celular de la vista durante un rato.

Son todas opciones válidas, sin embargo ninguna de ellas funcionará si no se toma la decisión de estar desconectado, aunque más no sea los fines de semana, en las horas de descanso o durante las vacaciones. No es fácil, pero es más sano. Y también es más productivo y ese argumento debería servir para lograr un cambio de perspectiva en las empresas. Al menos eso es lo que se busca lograr con iniciativas como las de Thrive Global

Con información de Infobae