No es mentira el mito aquel del ciudadano enviado a la cárcel por haberse robado unos cuantos plátanos, como tampoco es cuento que los nombres imputados en el escándalo Odebrecht respiran aires de libertad mientras el ladrón de víveres inhala la herrumbre que emana de las barras de su celda y es que nuestra Justicia es especial y se decanta por los de cuello blanco haciendo de los que poco o nada tienen su blanco de ataque.

Nuestra actual Justicia es una Liga y su salón lo componen anti héroes célebres de nuestra alta sociedad en contubernio con ciertos oscuros intereses. ¿Alguien recuerda a Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa y a Temístocles Montás como los grandes autores de esta trama?

Al menos de forma oficial, estos eran los principales, amén de que no muy por debajo se decía: No son todos los que están ni están todos los que son!  Sin ser actores Temo, Díaz Rúa y Rondón, terminaron protagonizando un drama que al final decepcionó quizás solo a aquellos buenos dominicanos de supina ingenuidad.

¿Quién dirigía esta trama? ¿El Procurador Jean Alain… qué era? Guionista? Productor o …?

No muy detrás queda el Presidente… ¿será el gran Director de esta puesta en escena ? En dado caso mostró un pulso muy pobre del ritmo de la película a un punto tal que hasta casi pierde el control de los extras: La marcha verde casi echa a perder el desarrollo de la trama.

Algunas caracterizaciones muy sobreactuadas y quizás hasta demás, como aquella escena en la que se veía a Reinaldo Pared Pérez interpretar el rol de indignado con una frase que dio pie a decenas de memes en las redes, de paso descubrimos el gran talento de sonado senador: ¡Pasar por pantanos sin enlodarse!  Bueno al menos eso dijo él, ¡ay de usted si le cree!

Otros se quedaron esperando la entrada del antes diputado Alfredo Pacheco a hacerle compañía a los demás prisioneros, pero tal parece que debido a un tema de presupuesto de filmación todo quedó en el empaque de unas chancletas y un par de bermudas.

¿Imputados en sus casas ya, cabe preguntarnos si habrá una segunda parte? ¿Conrado Pitaluga era un actor de reparto? ¿Se volverán a usar nuestras más alegóricas cárceles para parte del rodaje? ¿Se pagaron los impuestos debidos por las compras de aires acondicionados, camas y modernos televisores led para tan ilustres reos?

Mientras en Estados Unidos el estreno de la Liga de la Justicia no llenó expectativas a nivel de recaudación, aunque se quedó a solo 4 millones de alcanzar los 100! Aquí es muy probable que no se tenga una secuela de nuestra versión ´´La Liga de la Injusticia´´ por allá Héroes que promueven valores morales que impulsan a unos cuantos ágiles y diestros muchachones a salvar el mundo… Mientras que aquí tenemos a unos cuantos señores entre cuarentones y viejevos listos para terminar de socavar lo que queda de nuestro sistema judicial al son de las monedas.  -Si ya lo decía hasta Wilfrido Vargas: -Por la plata baila el mono- y es que claro: “No se puede sobornar a uno solo!!”