Home Deportes La llama olímpica aterriza en Japón pese a las dudas sobre Tokio-2020

La llama olímpica aterriza en Japón pese a las dudas sobre Tokio-2020

60
0

La llama olímpica llegó este viernes a Japón, donde el recibimiento festivo previsto se redujo a la mínima expresión por la pandemia del nuevo coronavirus, que arroja muchas dudas sobre la disputa de los Juegos de Tokio (24 julio-9 agosto).

El fuego que simboliza el entendimiento universal en torno al deporte aterrizó en la base aérea de Matsushima (prefectura de Miyagi), en el noreste del país. Esa región fue elegida especialmente como símbolo de la reconstrucción de las zonas devastadas por el gigantesco tsunami del 11 de marzo de 2011 y el posterior accidente nuclear en Fukushima.

Los excampeones olímpicos japoneses Saori Yoshida y Tadahiro Nomura fueron los escargados de bajar la escalera del avión portando la llama, que el jueves había sido entregada simbólicamente en Grecia y que se conservó en una pequeña lámpara.

Resultado de imagen de La llama olímpica 2020

Tras un discurso del presidente de los organizadores de Tokio-2020, Yoshiro Mori, el fuego fue traspasado a un pebetero de color rosado con forma de flor, recordando a los cerezos que tiñen el paisaje japonés cada primavera.

Los antiguos campeones olímpicos Saori Yoshida y Tadahiro Nomura sostienen la llama olímpica al bajar del avión en que la trajeron de Grecia, el 20 de marzo de 2020 en la base áerea de Higashimatsushima (Japón)

Inicialmente estaba pensado que 200 niños de la región estuvieran en la ceremonia, pero los riesgos de la propagación del coronavirus, que ha provocado la muerte de unas 10.000 personas en el mundo, hizo que se modificaran los planes iniciales.

El 26 de marzo tendrá lugar una gran salida del recorrido, sin espectadores, en la región de Fukushima. Será desde el J-Village, un amplio complejo deportivo transformado durante unos años en cuartel general de los trabajadores encargados de la seguridad y acondicionamiento de la central nuclear devastada.

No habrá espectadores tampoco en las salidas y llegadas de cada etapa del relevo. Tampoco ceremonias de recibimiento de los gobiernos locales y se tomará la temperatura de cada relevista.