Home Zoom Global La policía francesa desaloja a 1.606 migrantes de dos campamentos precarios en...

La policía francesa desaloja a 1.606 migrantes de dos campamentos precarios en París

46
0

No es el primer desmantelamiento de un campamento de inmigrantes en París. De hecho, van 59 desde 2015. Pero la operación efectuada en la mañana de este jueves en el norte de la capital francesa sí fue de una magnitud inusual: 1.606 migrantes fueron desalojados de dos campamentos en los que vivían en tiendas y en condiciones de insalubridad, según la Prefectura de Policía. 

El desalojo se produce además en un contexto nuevo, el del endurecimiento por parte del Gobierno de Emmanuel Macron del tono en materia migratoria, tema en el que acaba de anunciar la instauración de una política de cuotas y restricciones de acceso a la sanidad de los demandantes de asilo que han hecho poner el grito en el cielo a organizaciones humanitarias.

La operación de desmantelamiento comenzó al alba y duró hasta primera hora de la mañana. La prefectura de policía desplazó a 600 agentes hasta el campamento instalado en la Porte de la Chapelle y en la zona de Saint-Denis, en el noreste de París. 

El prefecto de policía, Didier Lallement, firmó la orden de desalojo aludiendo, entre otros, a una situación sanitaria “fuertemente degradada” y la abundancia de problemas de salud entre los migrantes allí instalados, los riesgos de accidentes en una zona de tráfico intenso por su proximidad a las principales vías de acceso a la capital y el incremento de “actos de delincuencia”.

Los migrantes desalojados, en su mayoría subsaharianos y de Oriente Medio, fueron trasladados en autobuses a diversas instalaciones de la capital, como gimnasios, reconvertidas en refugios temporales, mientras que los agentes procedían a retirar las tiendas de campaña y limpiar la zona.

primer ministro, Édouard Philippe

Según los cálculos de asociaciones locales, en París viven entre 1.500 y 3.000 migrantes en tiendas de campaña y otros refugios precarios.

La operación ha tenido lugar horas después de que el primer ministro, Édouard Philippe, revelara las nuevas medidas migratorias del Gobierno para “recuperar el control de la política migratoria” nacional. 

La estrategia está considerada un giro a la derecha, por su intención de establecer cuotas de migrantes en función de las necesidades de cada sector. También se establece un plazo de tres meses antes de que los demandantes de asilo en Francia puedan acceder a la Seguridad Social salvo para urgencias médicas.