La taza inteligente que te calienta el café

Vivimos en el “mundo inteligente”. Todo los productos tecnológicos que nos rodean se han apoderado de ese nombre porque nos facilitan la vida. Desde ordenadores, móviles, lavavajillas o secadoras, todo es inteligente. Y por fin llega la taza inteligente que regula la temperatura de de nuestro café. ¿Por qué este invento, sencillo pero revolucionario, no ha llegado antes?

Cuando nos levantamos o llegamos al trabajo, una de las primeras cosas que hacemos es prepararnos un café bien caliente. Con las prisas, muchas veces nos ponemos “manos a la obra” y se nos olvida por completo que tenemos un cafe preparado y listo para tomar. Cuando nos acordamos y llegamos a la cocina el café ya está frío. ¡Vaya forma de empezar una mañana en el trabajo!

Ammunition Group ha sido la marca encargada de diseñar y comercializar esta taza inteligente de café. La taza se conecta vía bluetooth con nuestro teléfono, también inteligente, y podremos seleccionar la temperatura deseada para nuestro desayuno de forma que este permanecerá caliente durante horas.

“He probado la taza durante unos días y todo funciona como habían prometido. Fue tan sencillo como descargar una app, encender la taza y vincular el dispositivo. Además, también se puede personalizar el color de la luz LED integrada, que brilla cuando la taza está encendida. Ahora puedo elegir la temperatura de mi café y mantenerla, me encanta”, asegura uno de los privilegiados en probar la taza.

Actualmente, los ingenieros de las marcas están trabajando en un biberón inteligente que también calentará la leche a la temperatura que deseamos, y todo desde nuestro smartphone.

Su precio ronda los 80 euros y, de momento, solo está disponible en las tiendas de los Estados Unidos y en la web. Si vas a viajar por la zona y no sabes qué comprar estas navidades, está puede ser una muy buena opción que dejará a todo el mundo sorprendido. “Esperamos que este producto se haga popular, que todo el mundo tenga su taza inteligente de cafe”, asegura Clay Alexander, CEO de Ember.