Las dos Coreas han iniciado hoy una nueva reunión de trabajo para concretar medidas de protocolo y seguridad que rodearán la histórica cumbre que celebran el viernes el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in.

El encuentro entre funcionarios de ambos países se celebra en el pabellón Tongilgak, en la franja norte de la militarizada frontera intercoreana, informó la oficina presidencial surcoreana.

Se trata del tercer encuentro de este tipo de representantes de los dos países, técnicamente aún en guerra, desde que a principios de marzo se anunciara la cumbre, la cual también tendrá lugar en la frontera.

Se espera que ambas partes traten detalles como la hora exacta a la que se reunirán los líderes o cómo accederá Kim a Peace House, el pabellón del lado sur de la frontera donde tendrá lugar la cumbre, un detalle cargado de importancia histórica dado que técnicamente será la primera vez que un líder norcoreano pisará el Sur.

También queda por saber si los dos mandatarios hablarán en una rueda de prensa conjunta al término de su reunión.

El encuentro de trabajo de hoy llega después de que el fin de semana el régimen norcoreano anunciara que suspenderá sus pruebas nucleares y de misiles y que clausurará su centro de test atómicos, un importante gesto ante la cumbre entre Kim y Moon, que tratará la posible desnuclearización de Pyongyang.

Esta cumbre será la primera entre mandatarios coreanos en once años y la tercera de la historia, tras los mantenidas por el fallecido líder y padre de Kim, Kim Jong-il, y los presidentes surcoreanos Kim Dae-jung y Roh Moo-hyun en los años 2000 y 2007, respectivamente.

Está previsto que Kim se reúna posteriormente con el presidente estadounidense, Donald Trump, en la que marcaría la primera reunión de la historia entre jefes de estos dos Estados en el cargo.

Fuente: Diario Libre