NO LE VALIÓ LA RABIETA. TRES MESES MÁS EN PRISIÓN PARA MARLIN

Marlin Martínez se enfrentó ayer a los padres de Emely Peguero, por primera vez desde la desaparición y muerte de la adolescente, un hecho del que es acusado su hijo, Marlon. Lo hizo en el Tribunal de Atención Permanente de esta ciudad, donde pidió entender su situación, al asegurar que no fue fácil entregar a su hijo a las autoridades.

Martínez insistió en que no se le pida ser jueza de su propio hijo. Además, dijo que se trataba del dolor de dos familias, y no solo de la niña Emely Peguero.

“Ada, este es un dolor que afecta a las dos familias involucradas. Es una desgracia de las dos familias, no solo de ellos”, dijo al hablar por primera vez en el tribunal desde que fue enviada a prisión.

Se refería a Adalgisa Peguero, la madre de Emely, quien en un turno anterior le había reclamado por haber apoyado a su hijo, ocultando el cadáver de la adolescente.

Las dos mujeres eran vecinas en el sector El Ranchito, de Cenoví, provincia Duarte, con un grado de relación que la primera fue la costurera de la segunda y Marlon se quedaba al cuidado de Los Peguero, cuando Marlin tenía que ausentarse.

“Yo no puedo ser jueza de mi hijo; mientras yo respire, yo tengo que estar con mi hijo, sea o no culpable, y yo entregué a mi hijo 13 horas después del hecho”, gritó la imputada en el tribunal.

Esto trajo la repuesta del padre de Emely, Genaro Peguero.“Ella no puede ser la juez de su hijo, pero sí la verduga de mi hija, donde la metió en una funda y después en una maleta, descarada”.

Y Adalgisa le reclamó su actuación: “Sí, ella fue como una madre para su hijo Marlon”

Marlin Martínez continuará en prisión por otros tres meses. El tribunal dijo que no fueron depositados los elementos que prueban arraigo de la acusada de encubrir el asesinato de la adolescente Emely Peguero. Además, para tomar su decisión consideró la gravedad del hecho y el peligro de fuga.