Los analistas prevén el pinchazo del iPhone X

El iPhone X llegó a las tiendas el pasado 3 de noviembre rodeado de buenas expectativas y grandes promesas. El dispositivo con el que el gigante de Cupertino conmemoraba su décimo aniversario se convirtió en el buque insignia de la compañía y, en tan solo unas pocas horas, se agotaron sus reservas. De hecho, la enorme demanda hizo que Apple retrasara varias semanas la recepción del smartphone ante la falta de stock. A pesar de todo ello, los analistas temen que una vez que la euforia por la novedad termine, el iPhone X acabe desinflándose.

Según Expansión.com, firmas de analistas como Sinolink Securities o JL Warren Capital auguran una caída de la demanda de entre cinco y diez millones de terminales para el primer trimestre del 2018 sobre la prevista. Las principales razones detrás de estas caídas estarían en el precio alto del iPhone X, que al principio no pareció importar a los consumidores y que se sitúa en los 1.159 euros, y la falta de innovaciones interesantes. De este modo, caen las esperanzas de los analistas de que el dispositivo impulsara las ventas del terminal.

Debido a estas previsiones, las acciones de varios proveedores de la compañía, como Foxconn, cayeron el pasado martes por segundo día consecutivo. Aunque, de momento, lo único seguro es que la acogida de los nuevos modelos de iPhone, tanto del citado X como del 8 y 8 Plus, ha sido inferior a la de los modelos anteriores. Según datos de The Wall Street Journal, las ventas combinadas de los tres modelos hasta el 3 de diciembre, representaban un 69% del total de iPhone comercializados en Estados Unidos, correspondiendo un 30% al modelo X. Porcentaje que se encuentra bastante lejos del 91% que registraron los iPhone 6 y 6 Plus y del 73% de los modelos 7 y 7 Plus.

Aunque Apple todavía no ha querido realizar comentarios al respecto, lo más probable es que facilite sus previsiones de ventas a comienzos del próximo año, junto a los resultados financieros del primer trimestre fiscal, de septiembre a diciembre.

Fuente: Marketing directo