El Escogido llegó a La Romana al borde del precipicio, sin mañana, pero desde que tuvo la primera oportunidad al bate dejó claro que el ruido del Francisco Micheli repleto no lo intimidaba y puso el round robin color de hormiga, con control de la situación hasta para forzar un juego de desempate.

Nate Reed tiró cinco entradas de tres hits y Josh Lowey hizo un relevo de dos capítulos mientras que Diego Goris y Ronny Paulino remolcaron dos vueltas, cada uno, y los Leones se impusieron el domingo a los Toros por 7-2.

El resultado deja a melenudos y bovinos igualados en la segunda posición con 9-8 cuando hoy se debe jugar la jornada final del todos contra todos.

En el Quisqueya habrá choque de felinos, mientras que en el Micheli los taurinos reciben a las Estrellas. Si escarlatas y bovinos ganan o pierden (ambos) habrá que jugar un desempate el martes, pero una combinación de triunfo de uno y derrota del otro la noche del lunes enviará a la final al ganador.