Se ha informado mediante el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) está haciendo que más de una compañía se eche las manos a la cabeza y les preocupe la situación. Y no es para menos, teniendo en cuenta las elevadas cifras que alcanzan las sanciones, de hasta el 4% del volumen de negocio global. Para evitar todo esto, WhatsApp, la plataforma más popular de mensajería instantánea, propiedad de Facebook, está actualizando sus términos de uso. Y podría dejar fuera a una buena parte de sus usuarios.

Aunque no se sabe todavía cuando entrarán en vigor los cambios, lo cierto es que los menores de 16 años tendrán que despedirse de la plataforma. WhatsApp aumentará su edad mínima, de los 13 hasta los 16 años. ¿La razón? El RGPD señala que, salvo excepciones, esta debe ser la edad mínima utilizada por los proveedores de servicios. Y, como recuerda Xataka.com, Facebook no quiere tener más problemas. Suficiente tienen con Cambridge Analytica.

 Pero, ¿tendrá este cambio un efecto real? Todo parece apuntar a que no. Es poco probable que los adolescentes menores de dicha edad borren la plataforma para respetar las nuevas políticas. De hecho, ya ocurre así con los menores de 13 años.

WhatsApp requiere a los padres o tutores de los menores a otorgar un consentimiento expreso de aceptación de los términos de uso. Pero, lo cierto es que casi nadie, ni adolescentes ni adultos, se los lee. Por lo tanto, la medida parece estar dirigida, más que nada, a cubrirse las espaldas.

El nuevo reglamento de protección de datos de la Unión Europea ha estado muy presente en la actualidad, sobre todo tras el escándalo de Facebook y la utilización de datos personales de 87 millones de personas en todo el mundo por la consultora británica. No es de extrañar que los senadores y congresistas de Estados Unidos hayan citado la normativa durante la comparecencia de Zuckerberg, que puede ser el referente para otros países.