La ofensiva de los Dodgers, una fuente de preocupación ya que acumuló tres carreras o menos en nueve de los 14 juegos anteriores, podría estar despertando en un momento oportuno.

Después de que anotaron ocho carreras en una victoria en Cincinnati el miércoles para disipar algunas de las preocupaciones, los Dodgers volvieron a jugar el jueves cuando superaron a los Cardenales, 9-7, en el Busch Stadium.

La victoria puso a los Dodgers dentro de un juego de los Cardenales para el segundo puesto de Comodín de la Liga Nacional con tres juegos restantes en la serie. Los Angeles se mantuvo a 1 1/2 juegos detrás del primer lugar Colorado en la División Oeste de la Liga Nacional.

Manny Machado estaba en el medio de la acción cuando se fue de 4-3 con tres impulsadas, incluyendo un jonrón al jardín central en la séptima entrada, su décimo con los Dodgers y el 34º general.