Home Marcapasos McDonald’s despidió a su CEO por acostarse con un empleado

McDonald’s despidió a su CEO por acostarse con un empleado

40
0

McDonald’s destituyó a su CEO por una relación consensuada con un empleado, solo una semana después de que la representante estadounidense Katie Hill renunciara debido a una acusación similar.

Se trata de Steve Easterbrook, consejero delegado de McDonald’s. El consejo de administración de la cadena de comida rápida considera que el directivo “demostró un mal juicio” pese a que era “consentida” y afirma que representa una violación del código de conducta interna que rige para los empleados.

Easterbrook se puso al frente de McDonald’s en marzo de 2015 con el reto de sacarla del declive, por la disminución del tráfico en sus locales. Antes de ser elevado a consejero delegado lideró las operaciones globales y fue el arquitecto de la reorganización. Durante estos cuatro años sometió a los restaurantes a una intensa renovación y apostó por la digitalización de los menús para acelerar las ventas.

En la nota con el anuncio del despido no se dan detalles sobre el romance. Simplemente se señala que la decisión se tomó el viernes y que será sustituido con efecto inmediato por Chris Kempczinski. “Cometí un error”, admite el propio ejecutivo de origen británico, “teniendo en cuenta los valores de la empresa, estoy de acuerdo de que es hora de seguir adelante”.

Tanto McDonald’s como la Cámara de Representantes prohíben las relaciones sexuales entre supervisores y empleados.

Si tales prohibiciones sobre las relaciones consensuales son realmente necesarias se ha debatido  muchas veces . Y parece razonable preguntar, ¿no debería permitirse mutuamente el consentimiento de los adultos a tomar estas decisiones por sí mismos?

Un número creciente de compañías está tomando medidas drásticas contra los romances de oficina , particularmente aquellos marcados por desequilibrios de poder. Una encuesta de junio de 2018 encontró que el 78% de los ejecutivos de recursos humanos dijeron que sus empleadores no permitían relaciones entre gerentes e informes directos, en comparación con el 70% de enero.

Y las instituciones académicas , incluida la mía , también prohíben cada vez más las relaciones entre profesores y estudiantes, considerándolas problemáticas.

En el pasado, algunas organizaciones, como el Fondo Monetario Internacional, han sido mucho más permisivas.

Los opositores a este tipo de prohibiciones los consideran una extralimitación paternalista, argumentando que las instituciones no deberían vigilar la vida privada y las relaciones de los adultos que se dan su consentimiento mutuo. En otras palabras, creen que se debe confiar en dos personas inteligentes con buenas intenciones para gestionar la dinámica del poder en su propia relación.