La compañía de comida rápida, que espera atraer a más consumidores preocupados por su salud, anunció cambios en sus hamburguesas más populares el miércoles.

Sus siete hamburguesas clásicas (hamburguesa, hamburguesa con queso, doble hamburguesa con queso, McDouble, Quarter Pounder con queso, Double Quarter Pounder con queso y Big Mac) ya no incluirán conservantes artificiales, sabores ni colorantes.

El cambio afecta a cada parte del sándwich, desde el pan, hasta el queso y la salsa. Incluso el Big Mac Special Sauce está recibiendo un cambio de imagen.

McDonald’s dijo que eliminó componentes como el propionato de calcio, un conservante artificial, de sus panecillos y eliminó el ácido sórbico, otro conservante, de su queso americano.

En 2016, McDonald’s eliminó los conservantes artificiales de sus McNuggets y se deshizo de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa en sus panecillos.

A principios de este año, la compañía reemplazó la carne de res congelada con carne de res fresca en Quarter Pounders y reorientó sus ofertas Cajita Feliz con opciones más saludables, como la leche.