Las autoridades dominicanas deportaron a 386 haitianos a su nación de origen, a través de la Dirección General de Migración (DGM).

Esos extranjeros fueron detenidos junto a otros 114 en diferentes sectores de las provincias Azua, Dajabón y Santiago.

Ese operativo estuvo encabezado por inspectores y agentes de Migración, militares y representantes del Ministerio Público, quienes se desplazaron por los sectores Los Pilones, en Azua; El Pino, Capotillo; Don Miguel, en Dajabón; y El Embrujo I, Olla de Caimito, El Ensueño, Gurabo, Pekín, Mari López y Licey en Santiago de los Caballeros.

Los agentes de Migración detuvieron 523 haitianos, pero tras depurar su estatus migratorio solo deportaron 386 a través de los pasos fronterizos de Dajabón y Elías Piña a su país.