Decenas de personas con discapacidad auditiva montaron una vigilia frente a la Alcaldía de Santiago para exigir la construcción de una casa club.

El presidente del Club de Sordos, Mauricio Cruz, dijo que tienen 24 años con unos terrenos que les fueron donados para esta construcción, pero ninguna administración ha tomado la iniciativa, por lo que acudieron a llamar la atención del alcalde Abel Martínez, para ver si hace que su sueño sea realidad.

Dijo que durante esos años de espera han pasado distintos alcaldes y muchos de estos le han hecho promesas que no han cumplido, por lo que en esta ocasión quieren llamar la atención de Abel Martínez para que sensibilice con su demanda. Cruz también se refirió al mal estado de la escuela de sordos, ubicada en la avenida Juan Pablo Duarte, y llamó al Ministerio de Educación a prestarle la atención debida.