Procurador ordena reforzar la seguridad del CCR San Pedro de Macorís

El procurador Jean Rodríguez explicó que los trabajos para mejorar el funcionamiento y la seguridad del centro de corrección de San Pedro de Macorís iniciarán en los próximos días

El procurador general de la República, Jean Rodríguez, supervisó personalmente el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) de esta provincia, para determinar los puntos débiles que permitieron el intento de fuga de cinco internos, identificando la necesidad de levantar un muro más alto, que disminuya las posibilidades de fuga y otras situaciones que pudieran afectar el buen funcionamiento del penal.

Al ofrecer los detalles para el reforzamiento de la seguridad en el centro penitenciario, el magistrado Rodríguez dijo que ordenó que la verja perimetral que actualmente tiene una longitud de 30 metros, 1.50 metros de altura de hormigón  y 1.50 metros de malla ciclónica, sea elevada a 6 metros de altura de hormigón y 2 metros de malla ciclónica con alambre de trinchera en la parte superior.

El procurador general de la República explicó que los trabajos para mejorar su funcionamiento y fortalecer la seguridad del centro penitenciario, iniciarán en los próximos días y que además de la elevación de la verja perimetral, incluirán la ampliación del centro y mejoras para la atención de los internos.

“Estamos haciendo un levantamiento de la situación actual del recinto para fortalecer la seguridad y aplicar mejoras de manera puntual y con acciones concretas, orientadas a ofrecer a los privados de libertad espacios dignos mientras dure el cumplimiento de la prisión, ya sea por medidas de coerción o por sentencias condenatorias”, expresó.

Explicó que la Procuraduría General de la República trabaja para reforzar la seguridad en todo el sistema penitenciario nacional, destacando que recientemente han sido integrados al sistema nuevos agentes penitenciarios que prestan servicios en diferentes centros de corrección y rehabilitación del país.

Dijo que además trabajan en la ampliación de los programas de rehabilitación y tratamiento que reciben los internos en los diferentes recintos del país y en la reestructuración de las plantas físicas, tanto del Modelo de Gestión Penitenciario como en las cárceles tradicionales y los recintos preventivos.

El procurador agregó “nuestra gestión ha asumido el compromiso con la humanización del sistema penitenciario y el respeto de los derechos de los internos, por ello, de manera gradual vamos trabajando para que cada centro disponga de mejores condiciones para poder retornar a la sociedad a hombres y mujeres rehabilitados”.

La Dirección de Comunicación y Prensa de la Procuraduría General de la República, resaltó que en la actual gestión se han reforzado los programas educativos en los centros penitenciarios, los cursos técnicos, las terapias ocupacionales, así como las actividades religiosas, deportivas y culturales.

El organismo explicó a través de un comunicado de prensa, que como resultado de esas acciones, cientos de privados de libertad del sistema a nivel nacional participan en dichos programas, lo cual dijo, le permite una mejor reintegración social y garantiza menores niveles de reincidencia en los delitos.