Los casos de una rara infección que puede causar ceguera, especialmente si usas lentes de contacto, se triplicaron en los últimos siete años y el aumento tiene que ver con la falta de aseo y el uso de soluciones oftálmicas que no son eficientes. El parásito que la causa, la Acanthamoeba, se puede encontrar en lagos, océanos y también en el agua del grifo.

El nuevo brote fue registrado por investigadores de la University College London y el Moorfields Eye Hospital. La queratitis por Acanthamoeba aumentó tres veces en el sureste de Inglaterra y los más afectados son los usuarios de lentes de contacto reutilizables, dicen los resultados publicados en el British Journal of Ophthalmology.Resultado de imagen para lentes de contacto

“Este aumento en los casos pone de relieve la necesidad de que los usuarios de lentes de contacto sean conscientes de los riesgos”, dijo el profesor John Dart, autor principal del estudio. Para determinar las causas de este incremento, él y el equipo de investigación también analizaron los controles de personas que usan lentes de contacto reutilizables, aunque la enfermedad también se asocia con los desechables.

De esta manera encontraron que el riesgo de desarrollar la enfermedad era más de tres veces mayor entre personas con poca higiene de lentes de contacto, que no siempre se lavaban y se secaban las manos antes de manipular sus lentes, que usaban un producto desinfectante que contiene Oxipol (ya descontinuado) o que usaban sus lentes de contacto en piscinas o jacuzzis. Ducharse y lavarse la cara usando los lentes también son factores de riesgo.