Las Águilas Cibaeñas vencieron a los Gigantes del Cibao 5-4, empañando la celebración del 22 aniversario de su fundación.

El equipo de Santiago extiende su racha a tres partidos ganados de manera consecutiva.

Colocaron su récord en seis triunfos y cuatro fracasos a una victoria de la importante primera posición, mientras que los Gigantes a pesar de su derrota puso su foja en 7-3 todavía en el primero.

Las cuyayas rompieron un empate de dos carreras en la séptima entrada haciendo un rally de tres: Andy Ibáñez y Kennys Vargas dispararon sencillos y Luis Valenzuela entregó un out de sacrificio para que el conjunto amarillo tomara la delantera en el partido.

Unas Estrellas necesitadas de frenar la racha de cuatro derrotas en fila se aprovecharon de un Licey incapaz de batear y hacer out con regularidad para aplastarlo 8-0 en el Tetelo Vargas, la noche del miércoles.

Néstor Cortez y cuatro relevistas se combinaron para limitar a los Tigres a apenas un hit, mientras que la artillería verde consiguió 12. Héctor Gómez jonroneó y remolcó cuatro vueltas y Junior Lake anotó tres veces para que el equipo dirigido por Fernando Tatis mejore a 4-5.

Un sencillo en el quinto episodio del puertorriqueño Robert Pérez fue el único imparable que logró la batearía azul, que se ponchó 11 veces y cometió tres errores, además de dos wild pitch y un passed ball. Un desastre para un equipo que ha perdido siete de sus primeros nueve partidos y ocupa el sótano del torneo Vladimir Guerrero.

La visita a la Capital no asentó bien a los Toros, que se marchan a La Romana con derrotas en noches corridas. El martes fue el Licey en un juego maratónico, pero este miércoles fue el Escogido quien dio cuenta de los bovinos, con una combinación de pitcheo efectivo y bateo oportuno.

El zurdo estadounidense Tyler Alexander domó como un buen torero a los bovinos al limitarlo a dos inofensivos hits en siete entradas con ocho ponches mientras que Miguel Gómez y Willi Castro batearon jonrones de dos carreras, cada uno, para encabezar el triunfo 6-0 de los felinos.

Alexander retiró a los primeros 16 bateadores que enfrentó hasta que Malquin Canelo le pegó un incogible en la sexta entrada, cuando había un out.

El triunfo fue para Alexander (1-0) y el revés para el también abridor norteamericano Bryan Evans (0-1) de unos Toros que utilizaron siete lanzadores. Rafael de Paula lanzó el octavo y Carlos Pimentel el noveno para completar el trabajo monticular meleundo.

Fue tal la neutralización de la ofensiva romanense que solo llegaron a las bases en tres ocasiones en el choque que solo duró 2 horas y 43 minutos.

Una victoria que vuelve a colocar a los de Luis Rojas en .500 (5-5), igualados con los dirigidos por Dean Treanor.