El adolescente Andy Herrera que  lleva más de siete meses conectado a una máquina a la espera de un trasplante de corazón, en centros hospitalarios, tiene ahora otra complicación y es que habrá que cambiarle un riñón que se afectó por tanto tiempo en esa condición anormal.

Así lo in formó este lunes en esta ciudad su padre Sandy Herrera, quien  espera completar el dinero faltante lo antes posible para que su hijo vaya al quirófano a la delicada intervención.

Andy espera por la operación en el Congenitel Heart Disease Hospital, de Florida y ya se cuenta con la suma de dos millones 234 mil dólares para la intervención quirúrgica, faltan solamente la cantidad de 157 mil dólares.

Ya antes el menor había sido intervenido en un hospital de la isla Gran Caimán con un gasto superior al millón 500 mil Euros, que corrieron a cargo del centro asistencial donde fue atendido.

Sandy Herrera, padre del menor enfermo dijo esperar que siga fluyendo la solidaridad para lograr esa suma faltante y su hijo pueda ser atendido, ya que ahora además del trasplante de corazón, necesitara otro de riñón, ya que por tener tanto tiempo conectado uno de sus riñones colapsó.

Expresó que su hijo ya rompió record con tanto tiempo conectado a una máquina y ha sorprendido a la ciencia y se le atribuye a la intervención divina, al tiempo que agradeció a los que han ofrecido su solidaridad para recaudar esa fuerte suma de dinero, como son artistas, empresas, funcionarios y otros ciudadanos.

Fuente: Externa