Tres personas, dos de ellas enfermeras, han fallecido con aparentes signos de ébola en Bikoro e Iboko, las dos zonas del noroeste de la República Democrática del Congo (RDC) donde se declaró un brote con dos casos confirmados.

Se trataría de dos enfermeras que han tenido trato con los pacientes en la zona de Bikoro y otra persona más en Iboko, según confirmó ayer el responsable médico de Bikoro a Radio Okapi, la emisora de la ONU en RDC. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara para el “peor escenario” posible ante el nuevo brote de ébola en la RDC, donde ya se han detectado 32 casos sospechosos de la enfermedad. La OMS está preparándose para poder iniciar una campaña de vacunación en cuanto el gobierno dé la luz verde. EFE